sábado, 19 de junio de 2010

Ángel negro

Sobre mis alas negras se yergue el cielo oscuro y solitario
Sin darme cuenta he muerto de nuevo, ¿a donde iré a parar?
Esta vez no tengo ni la menor idea de como fue,
Mañana, por lo menos, despertare en otro cuerpo,
Me sabrá la boca a derrota y
El cuerpo a placeres inusitados.
Cada vez que no deseo vivir soy obligada,
Por el dueño de mi alma, por el amo de mi cuerpo,
El señor de mi corazón el único al que amo
El único al que odio.
Mi vida no es más que un juego en el que no me divierto
En el que muero para que otro ría
En el que sufro para que alguien se burle.
He empezado a caer, mis alas desgarradas ya no soportan mi peso
Me he estrellado contra mis ansias materializadas
Algo cae del cielo, parece lluvia...
...pero son mis plumas.
Aquí donde estoy he fallecido mil veces,
He llorado mas de lo que a un humano se le esta permitido.
He transmutado mis lágrimas en cristales,
Para que mis penas se vuelvan cortantes.
Aquí he dejado mi corazón,
Nunca más lo volveré a llamar,
Lo dejare morir aquí, donde mi felicidad llora de tristeza.
Aunque desearía volver a sentir mi corazón,
Cuando no se había roto, cuando respiraba, cuando aun amaba.
Debajo del perfecto negro del cielo, vierto mi vida carmesí,
Aun cuando llore los infortunios de mi corazón,
No he sentido nada que valga la pena.
El poseedor de mi alma tiene la voz del engaño,
La cara de la mentira,
Las manos del abandono
Y en su corazón se percibe una corriente glacial.

2 comentarios:

  1. Esta vez nos has traido un oscuro pasaje de tu "alma"...

    Qué te puedo decir: Recoge los pedazos de tus alas y vuelve a volar.

    Besos y que el Señor te sonría :-)

    ResponderEliminar
  2. volar?? yo ya no se que es volar...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios ♥